Saltar al contenido

70+ Fondos de Pantalla para PC | Fondos para Windows 10

Windows 10

Por su parte, un sistema operativo eficiente sirve para gestionar de una forma orgánica todo el hardware, es una especie de software supremo. Actualmente, hay distintas opciones de sistemas operativos, sin embargo, el gran pionero desde su lanzamiento en 1985 ha sido Microsoft Windows, este afamado sistema operativo está en la élite de la competencia y muchos lo consideran el líder de la industria, desde su aparición la cantidad de elogios que ha recibido es abrumadora. Su mayor beneficio es que, es un sistema operativo pensado para el usuario, dicho de otra forma, es realmente sencillo de manejar y hace que las tareas sean mucho más sencillas de realizar para quién es menos experimentado.

Fondos de pantalla para PC

En ese sentido, su versión actual y más reciente es Windows 10, esta fue lanzada al público general en julio de 2015. Esta fue desarrollada en una interfaz que permite su funcionamiento, con un código casi idéntico, en distintas plataformas de la marca Microsoft, lo que es realmente útil para los usuarios y los desarrolladores. Además, la compañía asegura que Windows 10 es más que un sistema operativo, más bien representa un servicio integral de software que mejora la experiencia y la hace mucho más sencilla. Para la fecha, Windows 10 ha tenido más de 5 versiones distintas, donde se ha ido perfeccionando las utilidades que ofrece el sistema operativo. Descubre los mejores fondos de pantalla 4k y actualiza tu pantalla con un fondo de pantalla de la mejor calidad!

Os dejamos aquí algunos de nuestros fondos de pantalla favoritos:

Los sistemas operativos

La tecnología ha evolucionado enormemente, con el pasar de los años, las utilidades que ofrecen ciertos dispositivos son mucho más prácticas y llenas de funcionalidades que sirven para facilitar labores del día a día. En el ámbito industrial, el avance tecnológico ha permitido reducir costos de productos y ofrecer una mejor calidad al mismo tiempo, en otro caso, cuando se trata del contexto académico, ahora los alumnos son más eficientes en sus labores estudiantiles al tener acceso a herramientas que le facilitan la enseñanza. Entonces, de cierta forma, la tecnología y su avance han impulsado al desarrollo del ser humano.

Al mismo tiempo, Windows ha venido evolucionando desde que apareció ha tenido más de diez versiones, donde las diferencias han ido surgiendo para mejorar su utilidad y facilidad de manejo de las tareas frente a los usuarios. Las versiones más usadas han sido Windows 7, Windows 10 y Windows 8, en orden descendente en cantidad de usuarios. Sin duda, desde que Windows salió al mercado se marcó un antes y un después en la industria de los sistemas operativos, siendo un referente estándar de todo lo que debe tener un software de ese tipo para cubrir las necesidades de un usuario.

Ahora bien, la materialización de todo esto radica en los dispositivos, es decir, el verdadero acceso a la tecnología se consigue a través de un teléfono móvil, una Tablet o, de la forma más tradicional de todas, a través de un computador. Si bien para muchos usuarios el hardware es sumamente importante, se debe tener claro que no lo es todo, ya que, sin un sistema operativo funcional, un computador estaría reducido a un montón de piezas electrónicas conectadas sin ninguna función, desde esa perspectiva, el sistema operativo es el alma de todo dispositivo tecnológico actual.

Importancia de un fondo de pantalla en la forma de trabajar en un ordenador

Ahora bien, cuando se tiene un sistema operativo funcionando en un dispositivo, un factor fundamental para muchos usuarios es la capacidad de personalización de este, en el caso de Windows 10 existen muchas libertades, haciendo que se le pueda dar un toque de personalidad al computador que se use frecuentemente. Para muchos, la mayor diferencia entre su computador personal y cualquier otro está en el fondo de pantalla, lo cual es completamente cierto, agregar un fondo de pantalla particular demuestra una separación del resto llena de personalidad y se puede diferenciar con originalidad.

Pero, más allá de esto, la importancia de escoger un buen fondo de pantalla es superior. Por supuesto, está íntimamente ligado a un aspecto estético, haciendo que escoger un fondo lleno de buen diseño sea siempre una opción ideal. Sin embargo, al momento de trabajar en el ordenador la importancia de tener un fondo de pantalla adecuado aumenta enormemente. Para comenzar, está demostrado con la psicología del color que el efecto de un color sobre la percepción y conducta humana es real, haciendo que llegue a influenciar el estado de ánimo y, en consecuencia, el desempeño en las actividades correspondientes.

En consecuencia, la gama de colores cálidos, que incluye los rojos, naranjas y amarillos, está íntimamente relacionada a la comodidad y el optimismo, por su parte, los colores fríos, donde se encuentran los azules, morados y verdes, se relacionan más con la calma, tranquilidad y confianza. Sabiendo esto, escoger un fondo de pantalla no debe dejarse al azar, ya que, el efecto que tiene sobre el desempeño en el trabajo o los estudios es real y no debe descuidarse o subestimarse.

Visto de esta forma, es una realidad que tu fondo de pantalla puede cambiar tu percepción en el trabajo o en las actividades que realices, por ello, lo más recomendable es escoger un fondo de pantalla que tenga una combinación de verde y azul, debido a que, está demostrado que estos colores en combinación fluyen armónicamente para servir como motor a la productividad. De hecho, no es una casualidad que el fondo de pantalla por defecto de Windows XP fuera una combinación de verde y azul en un paisaje que generaba calma, esto fue pensado para aumentar la productividad en los oficinistas. Lo mismo pasa con Windows 10, su fondo de pantalla por defecto está predominado por el azul, lo que favorece enormemente a la productividad, sin duda, son detalles que no son una casualidad, son parte del diseño y las ventajas que ofrecen estos sistemas operativos, aprovechando la psicología del color como una herramienta real que sirve para mejorar su utilidad.

Por otro lado, cuando se está desempeñando labores relacionadas a la creatividad, lo mejor es incluir el color naranja al diseño del fondo de pantalla, ya que, este color aumenta la oxigenación del cerebro y permite un desarrollo creativo mucho más eficiente, también, incluir espacios vacíos es útil, debido a que, el color blanco está relacionado a la paz y tranquilidad, lo cual es muy necesario cuando se está en la producción de ideas creativas. En todo caso, una buena combinación siempre mejorará el desempeño y debe tomarse en cuenta al momento de comenzar un proyecto nuevo.  

De hecho, Windows es una de las marcas de software que le presta una particular atención sus fondos de pantalla, la primera vez que permitió personalizar el fondo de pantalla fue en 1995 con su versión Windows 3.0, sin embargo, para aquella época las posibilidades eran muy limitadas, reduciéndose a la personalización de colores y algunos diseños muy básicos, pero, con el pasar de los años, Windows fue aumentando su galería de fondos de pantalla hasta hacerla suficientemente amplia como para satisfacer a los usuarios más exigentes. Lo mismo pasa con sus diseños de fondo de pantalla para teléfonos móviles, han procurado ser muy variados para adaptarse a todo tipo de exigencias particulares.

En el caso de Windows 10, tiene una galería por defecto de 20 fondos de pantalla, donde en muchos casos se apuesta por el color azul como color dominante para ofrecer una mayor eficiencia en áreas laborales. Hasta ahora, la galería de Windows 7 no ha sido superada, esta estaba compuesta de 30 fondos de pantalla de Windows. Sin embargo, la personalización siempre está disponible y es posible acceder a sitios donde se dedican a diseñar fondos de pantalla y terminar usando el que se prefiera, lo que sirve para añadir un toque de personalidad y originalidad al escritorio.

Cómo poner un fondo de pantalla

Entonces bien, cuando se habla de personalización es importante conocer cómo cambiar un fondo de pantalla en Windows 10, para muchos puede parecer intuitivo, sin embargo, es una tarea que puede complicarse para los más inexpertos, en todo caso, es fundamental saber hacerlo para conseguir una personalización completa, haciendo que pueda agregarse cualquier de los fondos de pantalla de windows 10 o cualquier otro que se prefiera usar. Para comenzar, en caso de querer cambiar el fondo de pantalla del escritorio, basta con que se presione clic derecho sobre este, luego en “personalizar” y elegir una de las opciones disponibles, en caso de que se prefiera cualquier otra que esté almacenada en el ordenador previamente, basta con que se presione “Examinar” y escoger la que se desee. Con esto bastará para acceder a un fondo de pantalla de escritorio completamente personalizado.

Por otro lado, muchos usuarios pueden querer personalizar la imagen de inicio, es decir, aquella que aparece cuando el sistema operativo pide que ingrese su contraseña, para esto, Windows 10 no tiene un mecanismo oficial de hacerlo, sin embargo, hay forma de hacerlo recurriendo a unos pequeños trucos o bien, a aplicaciones externas, en todo caso, es un poco más complicado que cambiar el fondo de pantalla del escritorio. Primeramente, en caso de querer cambiar la imagen de inicio de sesión por un color plano se debe acceder al registro de Windows y navegar hasta la ruta “HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Policies\Microsoft\Windows\System”, una vez allí, el siguiente paso es crear un DWORD de 32 bits  con el nombre DisableLogonBackgroundImage y a ese registro se le asigna el valor de 00000001, esto bastará para que se muestre el color plano que tiene el color de acento del ordenador. En caso de querer revertirlo, basta con asignar el valor 0 al registro. También, se puede cambiar el color de acento, para ello, se debe entrar al Menú Inicio, Configuración, Personalización y por último, Colores, en ese menú se mostrarán algunos de los colores disponibles, sin embargo, no se hallará la paleta completa, para acceder a la totalidad de colores se debe entrar a la antigua interfaz de colores del panel de control, basta con que se escriba el comando rundll32.exe shell32.dll,Control_RunDLL desk.cpl,Advanced,@Advanced para entrar en ella y allí, escoger entre las distintas opciones que ofrece, permitiendo personalizar tanto el color como su matiz y brillo, es decir, es un menú más completo donde la libertad de personalización es mucho mayor.

Por su parte, existen usuarios que seguramente desean personalizar esta pantalla de inicio de sesión con una imagen personalizada porque no se conforman con un fondo de color plano, sin embargo, este proceso es mucho más complicado, en todo caso, la mejor solución es usar una aplicación dedicada especialmente a esto. Estas aplicaciones ofrecen un grado mayor de personalización, dando posibilidades de ajustar no solo ese fondo sino, acceder también a personalizaciones de la apariencia en general, lo que eleva un poco la originalidad y estilo del ordenar. A pesar de esto, usar este tipo de aplicaciones queda a riesgo personal del usuario, ya que, algunas pueden ser inestables, es decir, su descarga e instalación no está libre de riesgo, tomando en cuenta que se trata de aplicaciones no oficiales diseñadas para hacer cambios que, en principio, Windows no permite. Además, con las constantes actualizaciones de Windows, puede que algunas de estas queden inútiles o inservibles porque el sistema operativo va mejorando en términos de seguridad y elimina las posibilidades de uso que estas ofrecían. En todo caso, es una decisión estrictamente personal, por lo general, usar este tipo de aplicaciones es una decisión que sale bien, sin embargo, algunas están pensadas para los usuarios más experimentados y tienen interfaces un poco complicadas o menos intuitivas, por lo que es muy recomendable informarse completamente sobre su uso y la forma en que funciona para poder disfrutar de todas sus posibilidades.

Las actualizaciones de Windows y su incidencia en los fondos de pantalla

Por otro lado, los sistemas operativos son software que están en constante evolución, siempre buscando la manera de cambiar en pro de las comodidades de los usuarios, haciendo que para ellos sea mucho más sencillo acceder a nuevas opciones y dominar las tareas de una forma más rápida y fácil, porque al final, los sistemas operativos están a merced de quiénes lo usan y deben estar pensados precisamente para ellos, de esta forma lo entienden las grandes compañías de software y en el caso de Microsoft, no es la excepción. Windows 10 ha ido cambiando y las actualizaciones van apareciendo conforme pasa el tiempo, actualmente, tiene ya más de 5 versiones con distintas actualizaciones. En ese sentido, cada actualización es una experiencia nueva que el usuario espera con ansías para conocer qué es lo nuevo que trae.

En el caso de la personalización, Windows 10 ha tenido distintos cambios conforme han pasado los años, haciéndose cada vez mejor y lleno de originalidad. Su actualización más reciente se dio en mayo de 2019, trayendo consigo mejoras sustanciales a nivel de rendimiento, sin embargo, también hay buenas noticias para los amantes de lo estético y el diseño en general, ya que, Windows 10 también trae cambios en su aspecto, todo esto, para adaptarse a las necesidades de los usuarios y hacerlos sentir más a gusto con el sistema operativo que escogieron.

Entonces, su cambio más grande es la inclusión de dos temas en para el aspecto general del ordenador, el tema claro y el tema oscuro. Ahora, existe una forma oficial de alternar entre estos dos temas, en caso de ser fanático de un aspecto oscuro con una apariencia más tecnológica o en caso de ser amante de un aspecto más alegre y claro, en todo caso, las opciones están sobre la mesa. También, como una forma de mejorar esta gran noticia, se podrá elegir un tema completamente personalizado, haciendo que el toque de originalidad se lo pueda agregar el usuario sin ningún tipo de problemas.

Ahora bien, para escoger cualquiera de los dos temas o el personalizado, se debe entra al menú de Configuración de Windows 10, una vez se esté en él, se procede a hacer clic en Personalización, donde se muestran las opciones a la que se está acostumbrado, haciendo clic en Colores se muestran tres opciones Claro, Oscuro y Personalizado, donde en caso de escoger claro, todos los iconos y demás detalles quedan en un color azul pálido, este tema claro destaca como las innovaciones estética que tiene la nueva actualización de Windows 10. Ahora bien, si se escoge el tema oscuro, todo se volverá negro en tu ordenador, incluyendo el interior de las ventanas, sin embargo, ya este tema existía anteriormente, la verdadera novedad relacionada al tema oscura es que, ahora, al escogerlo hace que las aplicaciones que tengan disponible su propio tema oscuro tengan este por defecto. Por último, al escoger el tema personalizado se podrá configurar por una parte el modo de Windows y por otro el de la aplicación, es decir, esto abre la posibilidad a que la barra de tareas y el menú inicio esté oscura mientras que las ventanas estén claras, o viceversa.

Además, como una forma de complementar estos temas, es muy importante escoger el color de énfasis que mejor se adapte a tus gustos, en principio, Windows 10 escoge un color de énfasis por defecto al elegir un tema, sin embargo, puede que no sean estéticamente los más apropiados.  Adicionalmente, el tema claro, al ser la mayor innovación, también ofrece mejores posibilidades, ahora, se puede hacer el tema claro aún más claro, basta con entrar en Configuración, Personalizar y hacer clic en el apartado de Temas. Allí, se tendrá acceso a unas opciones de temas diseñadas por Windows y al escoger el ligero se puede conseguir un tema mucho más claro e iluminado que el tema claro tradicional. Entonces, este al ser combinado con un color de énfasis adecuado puede conseguir una apariencia mucho más atractivo, donde lo más importante es conservar el gusto del usuario.

Asimismo, estas actualizaciones en los temas tienen una gran incidencia en la apariencia en general, sobre todo, en los fondos de pantalla, ya que, ahora el usuario tiene una mayor libertad de conjugar el fondo de pantalla con el tema, consiguiendo una potencial combinación que pueda dar un mejor resultado en función de las necesidades de estética del usuario. En todo caso, con cada actualización parece ir apareciendo nuevas mejoras en términos de personalización, con una experiencia mucho más resaltante para conseguir combinaciones llenas de originalidad.

En ese sentido, muy cerca de la fecha del lanzamiento de la actualización, también se lanzaron unos nuevas packs de fondos de pantalla en la tienda de Microsoft, se trata de más de trescientos paquetes de fondos de pantalla totalmente gratuitos, cada paquete tiene una cantidad de fondos de pantalla que varían entre las 10 y 20 imágenes. Por su parte, la gran utilidad de estos fondos de pantalla es su compatibilidad inmediata, es decir, estos están diseñados con la resolución apropiada para hacerle frente al monitor. Entonces, al tener muchos fondos de pantalla disponibles, pueden configurarse para que se vayan cambiando con cierta frecuencia, esto también es completamente personalizable. Para estos fondos en particular, Microsoft apostó por diseños mucho más actuales, donde destacan los coffee art y otros donde se aprecian grandes paisajes, también, tienen otros dedicados a animales, que también resulta verdaderamente fascinante para los más amantes de la naturaleza y lo silvestre.

En definitiva, desde la aparición de los sistemas operativos, las funcionalidades de estos han cambiado enormemente para hacerlos cada vez más útiles para los usuarios, más allá de esto, la personalización ha jugado un papel fundamental, ya que, un sentido estético propio le da un toque de originalidad que es fundamentalmente necesario para generar un mayor sentido de propiedad ante los dispositivos que se estén usando. Además, los beneficios que tiene el hecho de tener un fondo de pantalla adecuado son realmente inimaginables, donde los efectos en la productividad están comprobados. Por último, Windows siempre ha sido pionero en todo el proceso de personalización del ordenador y actualmente lo sigue siendo, ofreciendo configuraciones de fondos de pantalla y ahora, con su nueva actualización, temas. En todo caso, Windows 10 se hace muy atractivo por tener más que sus funcionalidades que lo caracterizan, en el asunto estético también es muy resaltante frente a todos sus competidores que hacen vida en el mercado del software.